¡Libres!

¡Libres!

Ese es el acuerdo, así lo establece la ley y los 8 años de pago de cárcel se han cumplido para varios de ellos y se completarán para un grupo grande durante este año.

Los medios ya registran los nombres con sus alias y su prontuario. Algunas de las víctimas y habitantes de las regiones donde delinquieron manifiestan sus temores, y muchas personas consideran inadecuada su salida de la cárcel. Unas voces señalan que la forma como pidieron perdón no fue ni suficiente ni sincera. Otros indican que la verdad contada fue incompleta y es absolutamente evidente que el monto de recursos y bienes aportados para la reparación de las víctimas ha sido ínfimo.

Pero aun así, esa fue la promesa que les hizo el Estado Colombiano y debemos cumplirla. El país consideró, a mediados de la década anterior, que un pago máximo de 8 años por todos los crímenes cometidos era razonable si con ello se lograba disminuir el nivel de violencia que esos grupos generaban. Recordemos que esta semana saldrá de la cárcel alguien que confeso 800 homicidios.

Tenemos temores, muchos y eso lo refleja la respuesta a una pregunta que se hicieron en la última versión de Polimétrica.

 

Pero pese a todos estos miedos y desconfianzas los paramilitares, que según la justicia cumplieron con la ley de justicia y paz, van a quedar libres y eso lo debemos aceptar y respetar.